CC.OO. recordó que Andorra ha pasado de ser «históricamente» un municipio al que los vecinos de los pueblos cercanos iban a buscar trabajo, a una en que sus gentes «buscan el sustento fuera» con unas condiciones económicas y laborales «mucho peores» que las que tenían en la minería o la central térmica. Y destacaron que muchos de esos empleos tienen fecha de caducidad, como en el desmontaje de la central o la instalación de los parques de energías renovables proyectados. Calificando estas actividades «puntuales» como «un flotador salvavidas», que si son lo único que se pone encima de la mesa para la transición energética y reindustralización «dejarán de ser una solución temporal para ser parte del problema». Por lo que exigieron «humildad, respeto y autocrítica» al consejero.

Más información: https://www.lacomarca.net/rifirrafe-cortes-datos-empleo-andorra/