Información general Servicios Información local Biblioteca virtual Animación a la lectura Biblioteca infantil
 
Crónica Andorra     Sección Local     Biblioteca Digital
    Directorio de recursos    Información a la comunidad    Boletín Cierzo
INFORMACIÓN LOCAL 
  inicio    mapa web    contacto Crónica Andorra  
 
Crónica de andorra
       
Búsqueda: Mes de: Año:  
 
Esta crónica es un resumen de noticias de nuestra localidad publicadas en los periódicos. Más información en el boletín de noticias de Andorra, que edita ésta biblioteca en formato papel.
 
ASESINATOS DE ANDORRA. LA GUARDIA CIVIL NO ALERTó A LA POBLACIóN PESE A ATISBAR LA PELIGROSIDAD DEL CRIMINAL
  19/Febrero/2018 www.diariodeteruel.es
 
La AUGC lamenta que tras el tiroteo del día 5 no se activará un operativo como el del día 14
Marcos Navarro

Imagen del día que Igor el Ruso fue llevado a declarar a los juzgados de AlcañizImagen del día que Igor el Ruso fue llevado a declarar a los juzgados de Alcañiz
José Luis Iranzo fue asesinado apenas media hora después de despedirse de los seis guardias civiles a los que guió en la inspección del barranco de Valdoria donde el ejecutivo de la UAGA pensaba que se escondía Norbert Feher, a solo unos kilómetros de su explotación ganadera. Tras reconocer el terreno de cara a un “mayor despliegue” de fuerzas de seguridad previsto para intentar capturar al día siguiente al autor de una quincena de robos y de un doble intento de homicidio, los agentes no acompañaron al ganadero a recoger a su padre al mas del Saso, donde Igor El Ruso le disparó, ni le recomendaron que dejara sus obligaciones durante unos días como tampoco se hizo con el resto de la población.
El atestado policial que figura en las actuaciones judiciales contra el triple asesino de Andorra cuyo secreto ha levantado parcialmente la magistrada del Juzgado de Instrucción número 2 de Alcañiz deja en evidencia el operativo de seguridad que tuvo lugar desde el 5 de diciembre en Albalate, cuando nueve días antes de que Feher asesinara con armas de fuego a Iranzo, Víctor Romero y Víctor Jesús Caballero, disparó contra Manuel Andreu y Manuel Marcuello en la casa de campo donde fue descubierto.
Tras una primera lectura del sumario, la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC), el sindicato agrario UAGA -personados en la causa como acusación popular- y los amigos de Iranzo denuncian la desprotección a la que estuvieron expuestos los ciudadanos, que a partir del 5 de diciembre comenzaron a saber de la peligrosidad de este sujeto pese a que su identidad no se supo hasta su detención.

“Conocimientos militares”
Las pruebas indiciarias recogidas hasta el 5 de diciembre en los once delitos contra el patrimonio cometidos con Feher, que no sustraía víveres y enseres para obtener un beneficio económico sino para su supervivencia, “hizo sospechar a esta investigación que el autor de todos los hechos era una persona con conocimientos militares y que vivía día a día en terreno rural abierto, bien en cuevas , o masicos o en refugios naturales, actuando en horario de tarde-noche”, recoge el atestado policial.
Es por ello que a partir del doble intento de homicidio “se montó un operativo policial a través de numerosas patrullas de servicio, repartidas en los diferentes turnos de trabajo, por la zona de Albalate con el objetivo de localizar, identificar y detener” al autor de estos delitos, prosigue el relato.
Tras el tiroteo de Albalate, Feher entró en otras cuatro propiedades siguiendo un periplo ascendente hacia Andorra, hasta que la noche del 13 de diciembre dejó rastro en la masada del Saso, propiedad de Iranzo.
Tras echar en falta varias bebidas y no localizar a nadie en la casa, Iranzo advirtió a la Guardia Civil de que el peligroso sujeto podía ocultarse en el barranco de Valdoria, donde existe una zona de cuevas con puertas a unos cuatro kilómetros de la explotación agraria.
A las 15:45 horas, y según declaración de los seis guardias civiles con los que quedó en el cuartel de Andorra, emprendieron camino hacia este lugar divididos en tres coches. Tras hacerles de guía e indicarles el lugar exacto donde se encuentran las cuevas, Iranzo no bajó al barranco –probablemente por motivos de seguridad, pues a diferencia de los guardias no llevaba chaleco antibalas- y , tal como quedaron, bajó a recoger al capitán de la Compañía de Alcañiz, al alférez oficial adjunto y a una patrulla ciudadana del puesto de Andorra al otro extremo, acompañado de dos agentes del Equipo ROCA.
No obstante, finalizado el operativo sobre las 18:00 horas, los seis componentes de la Guardia Civil se dirigieron en dos vehículos hasta el cuartel de Andorra e Iranzo abandonó el lugar con su furgoneta pick up siendo su destino desconocido para los agentes según la declaración de uno de ellos.
Media hora después, José Luis, el padre de Iranzo, llamó al 062 para alertar de que había escuchado unos disparos. Él creía que Igor había matado al perro y reclamaba protección para sí y para su hijo, al que creía en camino pero la realidad era que acababa de ser asesinado.
Tras recibir el aviso, los seis guardias civiles, que desconocían la ubicación exacta del Saso, reclamaron a otro voluntario para guiarlos hasta la escena del crimen. Esta persona iba delante con su coche, sin chaleco; detrás viajaban en un vehículo el capitán, el alférez y los dos guardias del puesto de Andorra; y Romero y Caballero seguían en otro coche, al que un oficial dio la orden de dirigirse hacia el vehículo estacionado en el mas de Juan el Hermoso con las luces encendidas que acababan de ver. Allí aguardaba el Ruso, que intercambió una serie de disparos (13 por su parte frente a 18 por parte de los agentes ROCA, según el informe de criminalística) hasta que los abatió.

“Mayor despliegue”
En sus declaraciones, tanto el alférez como el capitán de la Compañía de Alcañiz aseguran que el reconocimiento del terreno tenía un objetivo claro: preparar un “mayor despliegue de búsqueda” previsto para el día 15.
El portavoz de los amigos de Iranzo, Luis Manuel Alquézar, interpreta que, en caso de que lo fuera a haber, no iba a ser un despliegue con cuerpos especiales ni muy grande porque los ayuntamientos no tenían constancia de ello y tampoco el propio Iranzo, como fuerza viva de la localidad por ser un referente entre agricultores y ganaderos. Hasta esa misma tarde los propietarios de las fincas de la zona habían estado recogiendo olivas y cazando sin alertas expresas por parte de los agentes.
“De ser cierto ese supuesto despliegue, ¿por qué dejas a José Luis ir solo pocas horas antes y sin chaleco antibalas? Por lo menos, acompáñale a la masada o dile que no vaya por mucho que se empeñe y ve con la patrulla tú a buscar a su padre”, reclama Alquézar, portavoz de un colectivo que pide dimisiones políticas y de mandos de la Guardia Civil.
De la misma opinión es el secretario general de la UAGA, José Manuel Penella. “Seguimos sin entender que le dejaran volver solo. Nada indica que hubiera habido una prevención o una alerta a los agricultores, ganaderos y vecinos de la zona”, lamentó el responsable. “No nos sentimos protegidos. No va a haber Ígores Rusos por todos los lados, pero este hecho da una dimensión de a lo que podemos estar expuestos”, dijo Penella.
Para el portavoz de la AUGC en Aragón, Cristóbal Soria, el quid de la cuestión está en que el dispositivo tras el tiroteo de Albalate fue “prácticamente nulo para la entidad que merecían los hechos” y se puso en riesgo tanto a la población civil como a las patrullas ciudadanas y Equipos ROCA “que no tienen cámaras de visión nocturna ni de rastreo, ni los conocimientos suficientes” para llevar a cabo una labor peligrosa como es cercar y detener a un experto paramilitar.
“Ni se activó el Servicio de Intervención Rápida de la Comandancia, si se llamó al GRS (Grupo de Reserva y Seguridad) que está a una hora, en Casetas. Hasta los mismos compañeros se sintieron extrañados de que el día 5 hubiera un tiroteo en Teruel y no los avisaran, cuando otras veces les llaman para una mínima concentración de mineros que cortan una carretera durante cinco minutos”, denunció Soria.
 
 
LA AUGC SOLICITARá A LA DIRECCIóN GENERAL DE LA GUARDIA CIVIL LA APERTURA DE UNA INVESTIGACIóN SOBRE LOS CHALECOS ANTIBALAS DE LOS AGENTES ASESINADOS EN ANDORRA
  17/Febrero/2018 www.diariodeteruel.es
 
Las prendas de protección presentaban orificios, según el informe de criminalística, y no cumplieron correctamente su función
Redacción

La Guardia Civil custodia en diciembre los caminos del Ventorrillo y El Saso donde Norbert Feher asesinó a tres personas. ArchivoLa Guardia Civil custodia en diciembre los caminos del Ventorrillo y El Saso donde Norbert Feher asesinó a tres personas. Archivo
además...
Noticia RelacionadaLa Guardia Civil recogió 31 casquillos en el lugar donde Igor El Ruso asesinó a dos guardias civiles en Andorra
Un informe del grupo de criminalística de la Guardia Civil recoge que los chalecos antibalas que portaban los dos agentes asesinados por Norbert Feher, alias Igor el Ruso, junto a una masía rural de Andorra, presentaban orificios y manchas de sangre.

Este hecho ha llevado a la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), personada en la causa como acusación popular, a anunciar su intención de solicitar a la Dirección General de la Guardia Civil la apertura de una investigación sobre dichos chalecos.

El informe de criminalística, incluido en el sumario instruido por la titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Alcañiz, cuyo secreto ha levantado y al que ha tenido acceso Efe, fue elaborado a partir de los datos obtenidos un día después de los crímenes, es decir, el 15 de diciembre de 2017, en el Instituto de Medicina Legal de Aragón, al que fueron trasladados los cadáveres de los dos agentes y del agricultor asesinado, José Luis Iranzo.

Según indica el documento, el chaleco marca Fedur que llevaba el agente Víctor Romero Pérez presentaba tres impactos de bala, con un orificio en la parte delantera exterior y el correspondiente de salida en la parte interior.

Este agente, sin embargo, presentaba signos de las heridas más graves en su vestimenta (partes altas de su sudadera y camiseta, así como en pantalón y calzoncillos), sin conocerse, a falta de un informe definitivo de la autopsia, las posibles trayectorias ascendentes o descendentes de las balas.

Por su parte, el chaleco Fecsa portado por el agente Víctor Jesús Caballero Espinosa presentaba cinco orificios de bala (tres en la parte baja delantera y dos a la misma altura de la posterior), así como manchas de sangre.

Además, su camiseta tenía ocho orificios (cuatro delante y cuatro detrás), el mismo número que en sus pantalones.

Todos estos datos confirman la existencia de un tiroteo en el que el criminal serbio, Igor el ruso, disparó hasta diecisiete veces, según admitió en su propia declaración ante la juez.

A tenor de este informe, la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), personada en la causa como acusación popular, ha anunciado que solicitará a la Dirección General de la Guardia Civil la apertura de una investigación sobre dichos chalecos.

En un comunicado, la AUGC considera necesario determinar si los chalecos de los agentes asesinados se encontraban en las "adecuadas condiciones" para garantizar su seguridad o si, por el contrario, presentaban un estado deficiente, lo que revelaría una "gravísima negligencia por la que, sin duda, habría que reclamar responsabilidades".

Además, esta organización ha reclamado la apertura de otra investigación respecto al operativo desplegado para la captura del criminal serbio.

La Asociación Unificada de Guardias Civiles asegura a este respecto que el hecho de que diez días antes de los crímenes, Igor el Ruso hubiera disparado ya a otras dos personas en otra masía próxima y que continuara con sus robos "parecía requerir un despliegue de otras características en su búsqueda, mucho más especializado que el envío de dos simples patrullas de seguridad ciudadana".

"Nos encontramos, por lo tanto -subraya el comunicado-, con dos posibles graves negligencias sin las que, posiblemente, este viernes no estaríamos lamentando esta tragedia. Por ello confiamos en que la apertura de los informes que solicitamos contribuya a esclarecer los hechos e impedir errores similares en el futuro".

 
 
LA CE PLANTEA ACTUACIONES EN TECNOLOGíA DE CAPTURA DE CO2 Y DIVERSIFICACIóN ECONóMICA EN LAS COMARCAS MINERAS
  17/Febrero/2018 www.diariodeteruel.es
 
Presentada en Madrid la Plataforma de las Regiones con Minería de Carbón en Transición con participación de Aragón
Redacción

La representantes de la CE, Anna Colucci, Alfonso Gómez y María Teresa Baquedano (cuarta, quinto y sexta por la i.), en la presentación. EFELa representantes de la CE, Anna Colucci, Alfonso Gómez y María Teresa Baquedano (cuarta, quinto y sexta por la i.), en la presentación. EFE
La Comisión Europea (CE) ha presentado este viernes en Madrid la Plataforma de las Regiones con Minería de Carbón en Transición y ha dicho que contempla dos líneas de actuación, una tecnológica, que incluiría proyectos como los de captura y almacenamiento de CO2, y otra de diversificación económica.

En el encuentro han participado representantes de la Administración del Estado, como la directora de Política Energética y Minas, Teresa Baquedano, y el gerente del Instituto para la Reestructuración de la Minería del Carbón y Desarrollo Alternativo de las Comarcas Mineras (IRMC), Joaquín Fernández, además de representantes de los gobiernos de Asturias, Aragón, Castilla y León y Castilla-La Mancha, sindicatos y la patronal del carbón Carbunion.

Por su parte, los municipios han estado representados a través de la Asociación de Comarcas Mineras (Euracom-Acom).

Dos representantes de la Dirección General de Energía de la CE han presentado esta plataforma, un grupo constituido para facilitar la transición en las 41 regiones mineras de carbón europeas y asistir a los estados miembros afectados en la búsqueda de actuaciones y políticas para mantener los puestos de trabajo en esas comarcas.

El consejero de Empleo, Industria y Turismo de Asturias, Isaac Pola, ha explicado a Efe que, por parte de la CE, se les han presentado dos líneas de actuación, una de ellas de carácter tecnológico, que englobaría el desarrollo de tecnologías de captura y almacenamiento de CO2, proyectos de economía circular y de energías renovables.

La otra línea va encaminada a conseguir la diversificación económica de esas comarcas, con actividades alternativas a la minería y la energética, ha dicho Pola, que ha señalado que en el encuentro han insistido a los representantes comunitarios en que la transición a un nuevo modelo tiene que ser "justa y equilibrada en los social, en lo económico y en lo técnico".

Además, ha señalado que tanto las comunidades autónomas como los municipios y los agentes económicos del sector han pedido que esa transición se haga "sin medidas disruptivas".

El director general de Energía y Minas del Gobierno de Aragón, Alfonso Gómez, se ha quejado de que haya sectores que intenten poner al Gobierno de Aragón "en una aparente contradicción", y ha subrayado que el carbón aporta una fuente de energía que supone "un respaldo necesario". Además, ha pedido "solidaridad" para no dejar en "la estacada" a las "miles de personas que tanto han contribuido": "Ahora merecen una transición justa", ha zanjado.

Por su parte, el secretario general minero de UGT-FICA, Víctor Fernández, ha comentado a Efe, tras la presentación, que la plataforma está orientada a ver qué hay que hacer para afrontar la transición a un nuevo modelo en las comarcas mineras y ha añadido que, aunque la descarbonización total tardará tiempo en llegar, hay que ir reindustrializando ya esas comarcas.

Para ello, ha señalado que hay que lanzar proyectos empresariales, como, por ejemplo, los de captura y almacenamiento de CO2, que el Gobierno español podrá trasladar a Europa para intentar conseguir que sean apoyados con fondos estructurales.

La Plataforma de las Regiones con Minería de Carbón en Transición fue creada el pasado 11 de diciembre en Estrasburgo y está integrada por 41 regiones de doce estados miembros de la UE.

El objetivo de este grupo es la promoción de proyectos y estrategias a largo plazo que garanticen un proceso de transición armónico en regiones intensivas en carbón y generación de energía térmica.

 
 
PIDEN AL JUEZ UN INFORME “MáS PRECISO Y AMPLIO” DE LOS CHALECOS DEL TRIPLE CRIMEN
  17/Febrero/2018 www.lacomarca.net
 
por Laura Castel | Feb 17, 2018


Varios Guardias Civiles patrullando en Andorra

La AEGC también ha solicitado el informe completo de la autopsia
Las acusaciones del triple crimen de Andorra van a pedir un ampliatorio del sumario. La Asociación Española de Guardia Civil presentó ayer al Juzgado de Alcañiz un escrito solicitando un “examen preciso y más amplio” de la munición y los chalecos que portaban los guardias civiles asesinados por Norbert Feher en Andorra para que se “pueda determinar si los chalecos fueron perforados o no”. También han pedido el informe completo de la autopsia. El resto de abogados también lo irán haciendo en los próximos días para conocer con mayor precisión algunos detalles, entre ellos, los chalecos. El informe preliminar del forense especifica que los proyectiles llegaron a traspasar al menos uno de ellos y le hicieron un orificio de medio centímetro a la altura del hipocondrio izquierdo (pecho). También se presentan otros dos orificios en la zona costal izquierda. Los dos eran reglamentarios, aunque no exactamente el mismo modelo.

El abogado de la AEGC, Jorge Piedrafita, que representa a la viuda e hija de su asociado Víctor Romero, asegura que «de los datos que figuran en la inspección no se puede desprender un fallo en los chalecos ni se puede confirmar que estuvieran perforados» pese a que el informe es «muy detallado». «Llevaremos la acusación de forma firme pero hay que dejar trabajar a la instrucción, lo está haciendo bien y necesitan tiempo», comenta Piedrafita, quien matiza que el operativo se llevó a cabo de «forma correcta» y conforme a los datos que se conocían. «Ahora no es momento de pedir responsabilidades ni dimisiones, una vez termine la instrucción ya se pedirán responsabilidades si hay que hacerlo».

Por su parte, la Asociación Unificada de la Gardia Civil (AUGC) ya ha solicitado a la Dirección General la apertura de un informe acerca del estado de los chalecos, para determinar si estos se encontraban en las adecuadas condiciones para garantizar su seguridad o si, por el contrario, presentaban un estado deficiente. Si Feher dice la verdad, no se disparó a quemarropa y un arma corta con munición reglamentaria no debería dañar los chalecos si estuvieran en perfectas condiciones. «En este segundo caso nos encontraríamos ante una gravísima negligencia por la que sin duda habría que reclamar responsabilidades», dicen desde la AUGC.
 
 
LA PISTA QUE NORBERT FEHER DEJó EN FACEBOOK
  17/Febrero/2018 www.bajoaragondigital.com
 
Escrito por Violeta Amada
Viernes, 16 de Febrero de 2018 00:00
Fotografía de Feher en Ferrino, junto a la que publica "Valencia casa dulce casa"Fotografía de Feher en Ferrino, junto a la que publica "Valencia casa dulce casa"
Norbert Feher, quien presuntamente hirió de bala a dos personas en Albalate del Arzobispo y asesinó a tres personas en Andorra el pasado diciembre, declaró ante la jueza de Alcañiz que su intención era huir a Valencia tras los asesinatos. También le dijo que ya había residido en dos ciudades valencianas desde que llegó a España, en bici, el pasado mes de septiembre.

Pero Feher hizo pública su fijación por Valencia mucho antes, en su perfil de Facebook, “Ezechiele Norberto Feher”, donde se muestra Valencia como su lugar de residencia.

Desde abril de 2016 Feher aparentaba estar en Valencia. Se situaba a través de la aplicación Google Maps en esta ciudad, publicaba comentarios, en español, sobre ella, como “una ciudad MÁS grande y limpia”o “una ciudad maravillosa”, junto a publicidad o artículos, siempre positivos, sobre este lugar. También hablaba sobre la belleza de mujeres valencianas, llegando a publicar la foto de una mujer y comentarla así: “aquí hay una pequeña yegua valenciana”.

Además, colgaba fotografías de sí mismo con sencillos comentarios aparentando estar en Valencia.
Pese a ello, si se analizan las fotos y publicaciones, todo apunta a que seguía estando en Italia.

En una ocasión escribió “una foto de Valencia” para describir una imagen de su cara difícil de ubicar o “Valencia, casa dulce casa” junto a otro primer plano suyo en el que se ve parte de un escaparate de fondo. Según ha podido ubicar Bajo Aragón Digital, se trata de un centro comercial de Ferrara (Italia). La tienda deportiva que aparece detrás forma parte de una cadena que está tanto en Ferrara como en Valencia.

Además, otras fotografías publicadas dos meses después, lo muestran en la misma ciudad deFerrara.

Su última publicación en su perfil de Facebook es de marzo de 2017.

Al mes siguiente cometería varios asesinatos en Italia, por lo que comenzó su búsqueda.

Continuaría asesinando en el Bajo Aragón, donde se le detuvo el pasado mes de diciembre.

Norbert Feher había emprendido el viaje que anunció tan abiertamente en Facebook.

La tranquilidad con la que este individuo se expresaba en esta red social se refleja también en su primer comentario público, de julio de 2015: escribió “Patrik Ruszo”.

Ese es el nombre de uno de los integrantes de la banda criminal de la que Feher formaba parte cuando se cometieron los asesinatos en Italia. Ruszo y los otros integrantes fueron detenidos. Solo Feher escapó.

Recordamos que antes de abrir su perfil de Facebook en 2015, ya había permanecido 8 años en prisión en Italia por otros crímenes.

Como curiosidad, en ese mismo perfil de Facebook muestra su afición por las armas de fuego y los disfraces, por películas como “Rambo” o por cantantes como Enrique Iglesias y Shakira.


 
 
LA POLICíA SOSPECHó EN JULIO QUE IGOR EL RUSO PODíA LLEGAR A ESPAñA
  16/Febrero/2018 www.heraldo.es
 
Un compañero de "cárcel, cómplice y amigo" fue identificado en un control rutinario en un municipio de Valencia.

EfeZaragozaActualizada 15/02/2018 a las 20:37Etiquetas
ZaragozaTriple crimen de TeruelIgor el Ruso





Igor el Ruso no sale al patio de la prisión de Zuera y pide una biblia para leer en la celda
Norber Feher.J. E.
La policía española sospechó en julio del año pasado que el criminal de origen serbio Norbert Feher, alias Igor el Ruso, podría llegar a España tras identificar en Manises (Valencia) a un hombre de nacionalidad italiana que estuvo en prisión en Italia con él.

Luigi S., nombre de esta persona, fue identificado el pasado 4 de julio en un control rutinario de la policía local de Manises, cuando se desplazaba con un vehículo propiedad de su compañera sentimental, con la que vivía en el municipio.

Así se pone de manifiesto en el sumario instruido por la titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Alcañiz (Teruel), al que ha tenido acceso Efe después de ser levantado parcialmente el secreto de sumario de la investigación sobre los asesinatos de un agricultor y de dos guardias civiles en Andorra (Teruel), el 14 de diciembre del año pasado.

La identificación del ciudadano italiano quedó documentada en un informe interno emitido el 5 de julio por los agentes que lo localizaron y que consta en el sumario.

Sumario en el que se señala que tras proceder a su identificación y observar que el italiano manifestaba que estaba de vacaciones y que se corregía después para reconocer que residía en Manises, los agentes se pusieron en contacto con la Policía Nacional de Quart de Poblet.

A esos agentes de la policía local les advirtieron de la existencia de una requisitoria contra esta persona en el sistema Sirene, una herramienta vinculada a los acuerdos de Schengen a través de la que se tramitan las euroórdenes.

La Guardia Civil de Alcañiz (Teruel) pudo confirmar esta información el 8 de enero pasado, ya que en la investigación de los asesinatos de Igor el Ruso (cometidos el 14 de diciembre) alude a una nota interna de la policía local de Manises en la que revela que fue en julio del año pasado cuando tuvo conocimiento de que Luigi S. era "compañero de aventuras" de Feher.

Y ello hizo sospechar de que el paramilitar serbio, entonces en paradero desconocido, podría aparecer por la provincia de Valencia, precisamente por su supuesto vínculo con esta persona de nacionalidad italiana con la que compartió celda.

Se alertaba, además, de que el serbio, que consiguió huir de Italia tras asesinar a dos personas y cometer numerosos robos, podría deambular con documentación falsa y armado.

Con estos datos, la policía local de Manises tomó la decisión de colgar la fotografía de Igor el Ruso en uno de los tablones informativos de sus oficinas centrales, tal y como recoge el sumario.

En su declaración ante la jueza instructora y el fiscal tras ser detenido, Feher reconoce que llegó a emplear 23 identidades diferentes. También reconoce que en España tuvo contacto con "conocidos" que hizo antes de llegar al país.

Incluso destaca que desde su entrada en España el 21 de septiembre de 2017, que hizo en bicicleta, trabajó en la recogida de la fruta en Lérida y residió en los municipios valencianos de Xirivella y Catarroja antes de desplazarse a Teruel, en donde supuestamente estuvo desde finales de noviembre o primeros de diciembre, de acuerdo con su declaración.

Además, tras cometer los tres asesinatos en Andorra (Teruel), emprende una huida que, según sus palabras ante la jueza, pretende terminar en Valencia por cuanto allí conoce a unas "personas".

Esta hipotética vinculación entre Igor el Ruso y Luigi S. fue confirmada a los investigadores de la Guardia Civil a raíz del envío a Teruel, el 20 de diciembre, de una comisión rogatoria para instar la extradición de Feher, detenido cinco días antes.

En esta comisión enviada por Italia salió a relucir el nombre de Luigi S. como "compañero de cárcel, cómplice y amigo" del serbio, así como su posible residencia anterior en Valencia, datos que utilizaron los investigadores para contactar con Manises. La Guardia Civil de Alcañiz, por esta razón, se puso en contacto con la policía local.

En la respuesta, fechada el 8 de enero de 2017, se corroboró a los investigadores del Instituto Armado que se localizó al italiano y a su pareja en Manises en julio y se les informó de la supuesta relación con Feher y de la colocación de una fotografía suya en uno de sus paneles informativos.
 
 
LA POLICíA SOSPECHó EN JULIO QUE IGOR EL RUSO PODíA LLEGAR A ESPAñA
  16/Febrero/2018 www.diariodeteruel.es
 
Detectó la presencia en Manises de un hombre que estuvo en prisión con él en Italia
Redacción

Norbert Feher, custodiado por la Guardia Civil el día en que declaró en el juzgado de Alcañiz. EFE
Norbert Feher, custodiado por la Guardia Civil el día en que declaró en el juzgado de Alcañiz. EFE
La policía española sospechó en julio del año pasado que el criminal de origen serbio Norbert Feher, alias Igor el Ruso, podría llegar a España tras identificar en Manises (Valencia) a un hombre de nacionalidad italiana que estuvo en prisión en Italia con él.

Luigi S., nombre de esta persona, fue identificado el pasado 4 de julio en un control rutinario de la policía local de Manises, cuando se desplazaba con un vehículo propiedad de su compañera sentimental, con la que vivía en el municipio.

Así se pone de manifiesto en el sumario instruido por la titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Alcañiz, al que ha tenido acceso Efe después de ser levantado parcialmente el secreto de sumario de la investigación sobre los asesinatos de un agricultor y de dos guardias civiles en Andorra, el 14 de diciembre del año pasado.

La identificación del ciudadano italiano quedó documentada en un informe interno emitido el 5 de julio por los agentes que lo localizaron y que consta en el sumario.

Sumario en el que se señala que tras proceder a su identificación y observar que el italiano manifestaba que estaba de vacaciones y que se corregía después para reconocer que residía en Manises, los agentes se pusieron en contacto con la Policía Nacional de Quart de Poblet.

A esos agentes de la policía local les advirtieron de la existencia de una requisitoria contra esta persona en el sistema Sirene, una herramienta vinculada a los acuerdos de Schengen a través de la que se tramitan las euroórdenes.

La Guardia Civil de Alcañiz pudo confirmar esta información el 8 de enero pasado, ya que en la investigación de los asesinatos de Igor el Ruso (cometidos el 14 de diciembre) alude a una nota interna de la policía local de Manises en la que revela que fue en julio del año pasado cuando tuvo conocimiento de que Luigi S. era "compañero de aventuras" de Feher.

Y ello hizo sospechar de que el paramilitar serbio, entonces en paradero desconocido, podría aparecer por la provincia de Valencia, precisamente por su supuesto vínculo con esta persona de nacionalidad italiana con la que compartió celda.

Se alertaba, además, de que el serbio, que consiguió huir de Italia tras asesinar a dos personas y cometer numerosos robos, podría deambular con documentación falsa y armado.

Con estos datos, la policía local de Manises tomó la decisión de colgar la fotografía de Igor el Ruso en uno de los tablones informativos de sus oficinas centrales, tal y como recoge el sumario.

En su declaración ante la jueza instructora y el fiscal tras ser detenido, Feher reconoce que llegó a emplear 23 identidades diferentes.

También reconoce que en España tuvo contacto con "conocidos" que hizo antes de llegar al país.

Incluso destaca que desde su entrada en España el 21 de septiembre de 2017, que hizo en bicicleta, trabajó en la recogida de la fruta en Lleida y residió en los municipios valencianos de Xirivella y Catarroja antes de desplazarse a Teruel, en donde supuestamente estuvo desde finales de noviembre o primeros de diciembre, de acuerdo con su declaración.

Además, tras cometer los tres asesinatos en Andorra emprende una huida que, según sus palabras ante la jueza, pretende terminar en Valencia por cuanto allí conoce a unas "personas".

Esta hipotética vinculación entre Igor el Ruso y Luigi S. fue confirmada a los investigadores de la Guardia Civil a raíz del envío a Teruel, el 20 de diciembre, de una comisión rogatoria para instar la extradición de Feher, detenido cinco días antes.

En esta comisión enviada por Italia salió a relucir el nombre de Luigi S. como "compañero de cárcel, cómplice y amigo" del serbio, así como su posible residencia anterior en Valencia, datos que utilizaron los investigadores para contactar con Manises.

La Guardia Civil de Alcañiz, por esta razón, se puso en contacto con la policía local.

En la respuesta, fechada el 8 de enero de 2017, se corroboró a los investigadores del Instituto Armado que se localizó al italiano y a su pareja en Manises en julio y se les informó de la supuesta relación con Feher y de la colocación de una fotografía suya en uno de sus paneles informativos.
 
 
LA GUARDIA CIVIL CREE QUE IGOR EL RUSO PERMANECIó UN MES EN LA ZONA DE ANDORRA
  16/Febrero/2018 www.diariodeteruel.es
 
Antes de los disparos de Albalate del Arzobispo fueron archivadas once denuncias por robos
Marcos Navarro

La Guardia Civil custodia los caminos del Ventorrillo y El Saso donde Norbert Feher sesgó tres vidas. M. N. La Guardia Civil custodia los caminos del Ventorrillo y El Saso donde Norbert Feher sesgó tres vidas. M. N.
además...
Noticia RelacionadaEl rastro que dejó Igor El Ruso: Robó en una treintena de viviendas y fue visto dos veces antes de los crímenes
La Guardia Civil confirma, en el atestado incluido en la causa contra Norbert Feher, asesino confeso de los guardias civiles Víctor Romero y Víctor Jesús Caballero y del ganadero José Luis Iranzo, que Igor El Ruso permaneció en un radio de acción muy pequeño entre Albalate del Arzobispo y Andorra durante al menos un mes antes de emprender la huida tras matar el pasado 14 de diciembre en Andorra.

Así lo atestiguan las once denuncias interpuestas por robos y daños en la propiedad registrados en once viviendas y casas de campo antes de que disparara el 5 de diciembre a Manuel Marcuello y Manuel Andreu en Albalate. Fue ese mismo día cuando el Instituto armado empezó a sospechar de que no se trataba de un delincuente común porque únicamente sustraía víveres y enseres para su supervivencia y, cuando alguien se cruzaba en su camino, disparaba contra él con el claro propósito de abatirlo.

El informe del Instituto armado viene a confirmar las informaciones que DIARIO DE TERUEL aportó en un reportaje publicado el 26 de diciembre sobre la huella de Feher en el Bajo Aragón en el que los vecinos de Albalate aseguraban que el asesino no se había movido de la zona desde primeros de noviembre y reprochaban que no se hubiera ordenado un dispositivo policial con fuerzas especiales para detener al sujeto tras el doble intento de homicidio.

El atestado de la Guardia Civil, al que ha tenido acceso este periódico, constituye tan solo una parte de las actuaciones judiciales abiertas contra Feher y cuyo secreto levantó parcialmente esta semana el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Alcañiz.

Tras analizar el comportamiento del criminal, al que la jueza envió a prisión incondicional y sin fianza a la espera de ser juzgado por un Tribunal del Jurado (popular) en la Audiencia Provincial una vez concluya la causa, la Guardia Civil declara que no es hasta el 5 de diciembre cuando se conoce la peligrosidad del autor de los hechos, pues no huyó del masico de Manuel Andreu al ser sorprendido sino que se enfrentó a los dos albalatinos y utilizó una pistola corta con la que no dudó en dispararles con un claro objetivo: matarles.

Incluso cuando las víctimas intentaron escapar del lugar, Igor el Ruso las persiguió, disparándoles para cumplir con su propósito.

Un superviviente

La Benemérita explica que Feher no robaba para obtener un beneficio económico, sino que únicamente sustraía lo básico para alimentarse y no pasar frío. Es decir, para sobrevivir. Como resultado de la investigación, la Guardia Civil determina que estaba entrenado para vivir al día en el medio rural abierto, bien a la intemperie o en refugios naturales. En los mases donde robaba había vehículos agrícolas que no sustraía.

Siempre actuaba al anochecer para tratar de no ser descubierto, el mismo modus operandi con el que se movía en Italia. Para acceder a las casas de campo solía forzar puertas y ventanas.

Feher no se movió de Albalate y Andorra al menos en un mes. Según explica la Guardia Civil, todos sus robos con fuerza sobre la propiedad se concentraban en un radio de acción muy pequeño.

El Ruso comenzó su periplo en Albalate desde el paraje del Olivar y continuó por Val de Urrea, Millas y San Antonio. Después bajó al río, donde tiroteó, y a partir de ahí fue subiendo hacia término municipal de Andorra.

La Guardia Civil está convencida de que el autor se fue desplazando debido a la presión policial que, sobretodo, tuvo lugar tras el tiroteo del 5 de diciembre. Seguía el eje de la carretera que comunica Albalate y Andorra, como así acreditan las denuncias.

11 denuncias previas

La Guardia Civil constata hasta once denuncias previas por daños en viviendas, robos e incluso la muerte de un perro interpuestas en el cuartel de Albalate.

Según afirmaron fuentes personadas en el caso, estas denuncias se archivaron el 3 de diciembre “por falta de autor conocido”.

Dos días más tarde se produjo el episodio que presentó en sociedad a Feher, con los disparos en el masico de Manuel Andreu. Según relata la Guardia Civil, mientras Manuel Marcuello, cerrajero, trabajaba en la cerradura que Andreu había encontrado forzada minutos antes, Feher, vestido con ropa de camuflaje, salió con un arma corta del caseto, balbuceó y Marcuello se le echó encima para arrebatársela. Ello no le impidió ser tiroteado, pues le alcanzó un proyectil en el brazo izquierdo. Logró huir mientras Feher disparaba contra él y Andreu. Ambos lograron escapar finalmente, aunque resultaron gravemente heridos.

A partir de ahí, la Guardia Civil tiene constancia de más denuncias. Robó en el paraje La Dehesa, en Albalate, de donde se llevó una manta y una radio.

Otras denuncias constataron que tanto por el modus operandi como por los enseres domésticos sustraídos, el autor de los disparos permanecía en la zona y seguía entrando en mases.

Llega a Andorra

En la noche del 11 al 12 de diciembre entró en una finca situada en el Ventorrillo, ya en Andorra, a escaso medio kilómetro de donde asesinó a Iranzo dos días después. Se llevó bebida, comida, una linterna frontal y guantes de látex. El siguiente rastro lo dejó en la masada de El Saso, propiedad de la familia Iranzo, donde estuvo la noche del 13 al 14 de diciembre. Robó bebidas. La tarde de los trágicos asesinatos volvió a esa misma vivienda y, al llegar Iranzo a recoger a su padre de la finca ganadera, le descerrajó dos tiros mortales.

Consciente de que estaba en busca y captura, se dio a la fuga y, en su huida, asesinó a Romero y Caballero.

 
 
IGOR EL RUSO DECLARA QUE DISPARó A LOS GUARDIAS CIVILES 17 VECES CON LAS DOS PISTOLAS QUE TENíA
  15/Febrero/2018 www.heraldo.es
 
Norbert Feher asegura en su declaración que llegó a emplear hasta 23 identidades en ocho países. Dice que a España llegó en bicicleta desde Italia tres meses antes los hechos.

EfeZaragozaActualizada 14/02/2018 a las 21:19Etiquetas
ZaragozaTriple crimen de TeruelIgor el Ruso





Igor el Ruso entra en el furgón policial tras confesar los crímenes ante la juez este domingo.
Igor el Ruso entra en el furgón policial tras confesar los crímenes ante la juez este domingo.Jorge Escudero
El asesino de dos guardias civiles y de un agricultor y ganadero en Andorra, el serbio Norbert Feher (alias Igor el Ruso), aseguró a la jueza en su declaración que disparó en 17 ocasiones a los dos guardias civiles que admite haber matado, que vivía en monte donde se dedicaba a leer la Biblia y hacer fotos y que llegó a España el 21 de septiembre de 2017 en bicicleta desde Italia.

Así consta en el sumario judicial de este caso, cuyo secreto levantó la jueza de Alcañiz instructora.

Con ayuda de una intérprete de italiano (Italia es el país del que provenía y en el que la policía de aquel país le busca por otros dos asesinatos), Feher declara ante la jueza, el fiscal y la defensa el 17 de diciembre.

Revela que llegó a España el 21 de septiembre de 2017, tres meses antes de los asesinatos; que nadie le ayudó a entrar en el país y que para hacerlo empleó como medio de transporte una bicicleta "desde Italia".

Pero en la zona en la que disparó a los agentes de la Guardia Civil y al agricultor y ganadero José Luis Iranzo, entre Albalate del Arzobispo y Andorra, llevaba, señala, unos "tres o cuatro días".

Más adelante, Feher, nacido en Subotica (Serbia) el 10 febrero de 1981, indica que fueron 10 los días en los que merodeó por la zona entre las dos localidades.

Confiesó ante la jueza que disparó primero a un ciudadano y, posteriormente, a dos agentes de la Guardia Civil. Mató a los tres.

23 identidades distintas

En el testimonio que ofrece, no sólo da detalles de lo que hizo esos días o de la huida que emprendió tras los asesinatos, sino que revela datos de su periplo anterior. Feher estaba buscado por las policías italiana y serbia, y por tanto Interpol había cursado una orden para su captura.

Ante la jueza, manifiesta que llegó a emplear hasta 23 identidades en ocho países, entre ellas la de Igor Vaclavic, nacido el 21 de octubre de 1976 en Rusia. Acto seguido, el asesino de Teruel reconoce que su nombre "actual" es Norbert Feher.

Según precisa, vino a España para trabajar, lo que consiguió en una "localidad arriba (sic)" de Lérida; exactamente, se dedicó a "la fruta". Cobró en negro.

Feher también afirma que desde su llegada a España ha tenido contacto con "conocidos" en el país y recalca que ha residido en las localidades valencianas de Xirivella y Catarroja. De hecho, asegura que Valencia era el destino al que tenía pensado huir tras los asesinatos por cuanto, puntualiza, allí conoce a "unas personas".

Pasaba 4 horas al día leyendo la Biblia y hacía fotos

Durante los días que permaneció en las montañas, en Teruel, Feher supuestamente cometió varios robos y forzó varias puertas en distintas viviendas, masías o parcelas agrícolas de Albalate del Arzobispo, hechos que fueron denunciados, tal y como recoge el sumario. En una de estas intentonas, mató a un perro.

Asimismo, confiesa que fue él quien disparó el 5 de diciembre a dos personas en una masía en Albalate, en la que había entrado una vez forzó la cerradura; hizo tres disparos, dice, y disparó porque vio que una de esas personas llevaba "algo" en la mano y se sintió amenazado.

Entre los días 5 y 14 de diciembre, este varón de 36 años, dice que vivió en el monte, en una tienda, en las que tenía bolsas con su ropa. Al ser un hombre muy religioso, señala, se pasaba cuatro horas leyendo la Biblia, disfrutando de la naturaleza y haciendo fotos.

Con formación paramilitar y "preparado" para la guerra, según sus palabras, Feher llevaba armas porque, como apunta en su declaración, "siempre" las ha tenido "en su vida personal".

La tarde de los asesinatos

Ya en la tarde del 14 de diciembre, la de los asesinatos, entró en una masía de Andorra para coger "algo de comer".

De acuerdo con su declaración, Feher vio que llegaba una persona a la masía, que escuchó "un sonido muy particular" como de recarga de un arma, un sonido que conoce bien, apostilla, así que en cuanto vio a esa persona, aún dentro de la casa, disparó dos veces.

Fuera, se acercó a la víctima, y al ver que estaba muerta, cogió las llaves de un vehículo marca Mitsubishi, de color verde, y se fue.

Reconoce justo a continuación que comprobó que la persona a la que había disparado no tenía ningún arma.

Comienza aquí su huida, refiere en la declaración: primero, va a cargar su bicicleta, que había dejado en una casa cercana, y sus enseres.

Luego, en su testimonio, afirma que se acercó un coche que no llevaba ni luces ni sirenas, se apearon de él dos agentes armados, y por ello, indica, disparó; asevera más tarde que no vio que fueran agentes.

Destaca Feher que le empezaron a disparar (una bala le rozó la frente, detalla) sin preguntarle nada ni darle el alto, así que respondió disparando.

Feher, afirma, disparó cuando ya los agentes habían salido del coche y cuantifica los disparos que hizo: 17. Disparó con las dos pistolas que tenía.

La huida

Cuando acabó el tiroteo, Feher se acercó a los dos agentes, vio que aún respiraban y le robó la pistola a uno, pues, asegura, una de las suyas se había roto -una Beretta-. También agarró dos bolsas con cargadores de dentro del coche oficial.

Se fue rumbo a Valencia, precisa, y en una carretera cerca de Mirambel (Teruel), ya en la madrugada del 15 de diciembre, se le pincha una rueda y vuelca, tras salirse de la vía.

Feher en su testimonio reconoce que había bebido, algo que no le causa "problema" para conducir. Sin embargo, si bebe, no puede andar. La de la bebida es la explicación que da a la jueza y al fiscal para argumentar por qué se quedó tumbado cerca del vehículo siniestrado y se quedó dormido. Al despertar, una patrulla de la Guardia Civil le había localizado para detenerle.
 
 
IGOR EL RUSO LLEGó A ESPAñA EN BICICLETA DESDE ITALIA TRES MESES ANTES DE COMETER LOS TRES ASESINATOS
  15/Febrero/2018 www.diariodeteruel.es
 
Comienzan a conocerse detalles tras abrirse el secreto de las actuaciones sobre lo ocurrido en Andorra
Redacción

Agentes de la Guardia Civil trasladan al serbio Norbert Feher. Antonio García/EFEAgentes de la Guardia Civil trasladan al serbio Norbert Feher. Antonio García/EFE
El asesino de dos guardias civiles y de un agricultor y ganadero en Andorra, el serbio Norbert Feher, conocido como Igor el Ruso, aseguró a la jueza que le tomó declaración tras ser detenido que llegó a España el 21 de septiembre de 2017 en bicicleta y que antes de acudir a Teruel vivió en la provincia de Valencia.

Así consta en el sumario judicial de este caso, cuyo secreto levantó ayer la jueza de Alcañiz instructora y al que ha accedido Efe.

Con ayuda de una intérprete de italiano (Italia es el país del que provenía y en el que la policía de aquel país le busca por otros dos asesinatos), Feher declara ante la jueza, el fiscal y la defensa el 17 de diciembre.

Revela que llegó a España el 21 de septiembre de 2017, tres meses antes de los asesinatos; que nadie le ayudó a entrar en el país y que para hacerlo empleó como medio de transporte una bicicleta "desde Italia".

Pero en la zona en la que disparó a los agentes de la Guardia Civil y al agricultor y ganadero José Luis Iranzo, entre Albalate del Arzobispo y Andorra, llevaba, señala, unos "tres o cuatro días".

Más adelante, Feher, nacido en Subotica (Serbia) el 10 febrero de 1981, indica que fueron 10 los días en los que merodeó por la zona entre las dos localidades.

Confiesa ante la jueza que disparó primero a un ciudadano y, posteriormente, a dos agentes de la Guardia Civil. Mató a los tres.

Pero en el testimonio que ofrece, no sólo da detalles de lo que hizo esos días o de la huida que emprendió tras los asesinatos, sino que revela datos de su periplo anterior. Feher estaba buscado por las policías italiana y serbia, y por tanto Interpol había cursado una orden para su captura.

Ante la jueza, manifiesta que llegó a emplear hasta 23 identidades en ocho países, entre ellas la de Igor Vaclavic, nacido el 21 de octubre de 1976 en Rusia. Acto seguido, el asesino de Teruel reconoce que su nombre "actual" es Norbert Feher.

Según precisa, vino a España para trabajar, lo que consiguió en una "localidad arriba (sic)" de Lérida; exactamente, se dedicó a "la fruta". Cobró en negro.

Feher también afirma que desde su llegada a España ha tenido contacto con "conocidos" en el país y recalca que ha residido en las localidades valencianas de Xirivella y Catarroja. De hecho, asegura que Valencia era el destino al que tenía pensado huir tras los asesinatos por cuanto, puntualiza, allí conoce a "unas personas".

Durante los días que permaneció en las montañas, en Teruel, Feher supuestamente cometió varios robos y forzó varias puertas en distintas viviendas, masías o parcelas agrícolas de Albalate del Arzobispo, hechos que fueron denunciados, tal y como recoge el sumario. En una de estas intentonas, mató a un perro.

Asimismo, confiesa que fue él quien disparó el 5 de diciembre a dos personas en una masía en Albalate, en la que había entrado una vez forzó la cerradura; hizo tres disparos, dice, y disparó porque vio que una de esas personas llevaba "algo" en la mano y se sintió amenazado.

Entre los días 5 y 14 de diciembre, este varón de unos 36 años dice que vivió en el monte, en una tienda, en las que tenía bolsas con su ropa. Al ser un hombre muy religioso, señala, se pasaba cuatro horas leyendo la Biblia, disfrutando de la naturaleza y haciendo fotos.

Con formación paramilitar y "preparado" para la guerra, según sus palabras, Feher llevaba armas porque, como apunta en su declaración, "siempre" las ha tenido "en su vida personal".

Ya en la tarde del 14 de diciembre, la de los asesinatos, entró en una masía de Andorra para coger "algo de comer".

De acuerdo con su declaración, Feher vio que llegaba una persona a la masía, que escuchó "un sonido muy particular" como de recarga de un arma, un sonido que conoce bien, apostilla, así que en cuanto vio a esa persona, aún dentro de la casa, disparó dos veces.

Fuera, se acercó a la víctima, y al ver que estaba muerta, cogió las llaves de un vehículo marca Mitsubishi, de color verde, y se fue.

Reconoce justo a continuación que comprobó que la persona a la que había disparado no tenía ningún arma.

Comienza aquí su huida, refiere en la declaración: primero, va a cargar su bicicleta, que había dejado en una casa cercana, y sus enseres.

Luego, en su testimonio, afirma que se acercó un coche que no llevaba ni luces ni sirenas, se apearon de él dos agentes armados, y por ello, indica, disparó; asevera más tarde que no vio que fueran agentes.

Destaca Feher que le empezaron a disparar (una bala le rozó la frente, detalla) sin preguntarle nada ni darle el alto, así que respondió disparando.

Feher, afirma, disparó cuando ya los agentes habían salido del coche y cuantifica los disparos que hizo: 17. Disparó con las dos pistolas que tenía.

Cuando acabó el tiroteo, Feher se acercó a los dos agentes, vio que aún respiraban y le robó la pistola a uno, pues, asegura, una de las suyas se había roto -una Beretta-. También agarró dos bolsas con cargadores de dentro del coche oficial.

Se fue rumbo a Valencia, precisa, y en una carretera cerca de Mirambel (Teruel), ya en la madrugada del 15 de diciembre, se le pincha una rueda y vuelca, tras salirse de la vía.

Feher en su testimonio reconoce que había bebido, algo que no le causa "problema" para conducir. Sin embargo, si bebe, no puede andar. La de la bebida es la explicación que da a la jueza y al fiscal para argumentar por qué se quedó tumbado cerca del vehículo siniestrado y se quedó dormido. Al despertar, una patrulla de la Guardia Civil le había localizado para detenerle.

 
 
Páginas: «1 [2] [3] [4] [5] [6] [7] ...>> 
 
 
 
BIBLIOTECA PÚBLICA DE ANDORRA - C/ Las Escuelas,10 - Andorra (Teruel) - Telf.:978 84 41 51
 
Diseño, desarrollo y mantenimiento: Sedinet