El Ayuntamiento de Andorra trasladará la mayor parte de sus dependencias administrativas del centro urbano de la localidad a las antiguas oficinas de Endesa situadas en la calle Ariño, para lo que rehabilitará el edificio que también fue sede de la Comarca Andorra-Sierra de Arcos con el objetivo de eliminar barreras arquitectónicas y mejorar la eficiencia energética.

Para ello, el consistorio ha sacado a licitación por 48.400 euros (IVA incluido) la redacción de un proyecto básico de rehabilitación que defina las obras necesarias para adecuar el edificio a las nuevas necesidades. Estas pasan por reubicar servicios municipales cumpliendo la normativa de accesibilidad y que el edificio “constituya una ventanilla única para el ciudadano, de tal forma que pueda recibir todos los servicios municipales e incluso algunos del Gobierno de Aragón”, apunta el pliego de prescripciones técnicas que figura en la Plataforma de Contratación del Sector Público.

El edificio está ocupado parcialmente por la oficina en Andorra del Instituto Aragonés de Empleo (Inaem) y diversas asociaciones culturales a las que el consistorio ha cedido algunos locales. También la Escuela de Música que ha realizado allí el curso mientras se ejecutaban las obras de insonorización de las instalaciones de la calle Agustina de Aragón.

La parcela del edificio cuenta con una superficie de 1.415 metros cuadrados. Lo construido, con forma casi rectangular, tiene tres plantas y sótano, así como un pequeño altillo en la planta cuarta.

Reparto de espacios

Con la reestructuración, en la planta baja quedará el registro municipal, la sala de espera, el archivo municipal (equipado con estanterías que faciliten su manipulación y disminuya el espacio necesario), conserjería y alguacil, recaudación y tesorería, guarda rural, agencia de desarrollo local, office y las ventanillas de atención al público del Inaem y de la Oficina Comarcal Agroambiental (OCA).

En la planta primera se ubicarán los despachos de trabajo del Inaem y la OCA, espacios para asociaciones culturales y deportivas, informática, urbanismo, salas de reuniones y salón de actos.

En la planta segunda estará la zona institucional, con despachos de alcaldía, secretaría, intervención, teniente de alcalde, concejalías, sala de recepciones oficiales, sala de reuniones y salón de plenos. Por último, en el ático quedará reservado para almacén.

Las prescripciones técnicas hacen hincapié en que el edificio tendrá que cumplir con toda la legislación sobre accesibilidad y eliminación de barreras arquitectónicas, e incluirá un plan de gestión de residuos.

Además, “es prioritaria la reducción significativa de las demandas energéticas de las instalaciones del edificio actual, así como la reducción del consumo de combustible, mediante la ejecución de mejoras en las instalaciones existentes”. El objetivo es “lograr una reducción al menos de un 30% del consumo de energía primaria no renovable en comparación con la situación de partida”, especifica el pliego.

El consistorio presentará la reforma a  las ayudas del PRTR de Transición Justa

El edificio que será objeto de reforma fue construido en 1960 para ser utilizado como oficinas centrales de Endesa y posteriormente, con la conformación de las comarcas, fue utilizado por la de Andorra-Sierra de Arcos como sede hasta que recientemente se trasladó a la plaza de la Iglesia.

Más información: https://www.diariodeteruel.es/bajoaragon/el-ayuntamiento-de-andorra-trasladara-sus-dependencias-a-las-oficinas-de-endesa