Una intensa tormenta de granizo,  viento y agua descargó en la tarde de ayer en Andorra, donde el pedrisco causó daños materiales en todo lo que encontró a su paso, desde farolas a vehículos, pasando por garajes y pasos subterráneos anegados.

El granizo, caído con gran cantidad de agua pasadas las 15:30 horas, dejó un espectacular manto blanco de 30 centímetros de espesor en puntos como la avenida de San Jorge o la plaza del Regallo, en una estampa más propia del invierno y sus nieves.

“Ha sido exagerado, fuera de serie”, destacó el concejal de Obras y Servicios, Joaquín Bielsa. “Han caído piedras como pelotas de ping pong, atascando sumideros, destrozando terrazas, farolas, lunas de coches… Todo lo que ha pillado a su paso”.

“No sé los litros que habrán podido caer, pero en menos de 15 minutos habrán sido 20 por metro cuadrado seguro”, valoró el edil, quien subrayó que en el campo los daños serán fuertes en los frutales. La cosecha de cereal, por fortuna, está prácticamente concluida.

Fuente de información: https://www.diariodeteruel.es/bajoaragon/una-intensa-tormenta-de-granizo-causa-importantes-danos-materiales-en-andorra